Cuando hace calor hay que prestarle mayor atención a la calidad de la comida que ingerimos, ya que las altas temperaturas y la humedad del ambiente favorecen el desarrollo de bacterias. Para que disfrutes de tus comidas favoritas sin arriesgar tu salud, hoy te compartimos una serie de consejos para conservar alimentos en el verano.

Refrigera los alimentos adecuadamente

El refrigerador es el mejor aliado para conservar alimentos en el verano y en el resto del año. Para que tus comidas se preserven correctamente, te invitamos a seguir estas recomendaciones:

  • Organiza los alimentos en la nevera considerando la cantidad de frío que necesita cada uno. En este artículo te contamos cómo hacerlo.
  • No descongeles alimentos al aire libre. Pásalos a la nevera un día antes o usa la opción de descongelado del microondas.
  • Siempre que guardes comida en la nevera, hazlo en envases tapados.
  • Si tienes carnes crudas en la nevera, consúmelas antes de que pasen 3 días. Los alimentos cocidos duran un poco más, entre 3 y 4 días.
  • Una vez que descongeles un alimento, no lo vuelvas a congelar a menos que lo cocines antes.

Recuerda que la congelación no elimina los microorganismos, solo limita su crecimiento. Por eso es tan importante cuidar la manipulación de los alimentos cuando comienzan a descongelarse.

  • No guardes en el congelador alimentos que aún estén calientes.
  • Ajusta la temperatura de la nevera entre los 3º C y los 5º C (menor de 40º F).
  • Refrigera cuanto antes cualquier alimento cocido. Hay quienes piensan que no se debe guardar comida caliente (no hirviendo) en la nevera, pero esto es solo un mito. Refrigerar las preparaciones máximo 2 horas después de su cocción evitará el desarrollo de bacterias.

Compra solo productos frescos y necesarios

Durante los meses de calor, los alimentos se descomponen más rápido. Así que, si quieres cuidar tu salud y tu bolsillo, evita comprar productos de más o que se venzan próximamente.

Es preferible que vayas al mercado varias veces al mes para obtener productos frescos y no que abarrotes tu nevera de productos que podrías terminar regalando o botando.

Otro consejo para aplicar en el supermercado es elegir primero los productos no perecederos y dejar de últimos aquellos que necesiten refrigeración. Así se reduce la cantidad de tiempo que los alimentos pasarán fuera del frío.

Según la Organización Mundial de la Salud las temperaturas más seguras para los alimentos son las más bajas (menor de 5º C / 40º F) y las más altas (mayor de 60º C / 140º F).

Cuida la forma en la que preparas tus alimentos

El calor acelera la reproducción de los microorganismos. Por eso, es muy importante que cuides cada detalle al momento de preparar tus comidas.

Tómate el tiempo de lavar y desinfectar correctamente las frutas y vegetales y siempre mantén la higiene de tus manos, de los utensilios de cocina y de las superficies de trabajo. Además, para reducir el riesgo de contraer enfermedades, debes cocinar completamente los alimentos antes de consumirlos.

Mantén los alimentos refrigerados durante traslados o comidas al aire libre

Si planeas comer en el parque, la montaña o la playa, asegúrate de conservar los alimentos en un ambiente fresco, preferiblemente refrigerado.

Actualmente hay coolers de diferentes tamaños, materiales y precios, pero si no puedes acceder a ellos, considera llevar alimentos que resistan mejor el calor. Por ejemplo: enlatados, frutas o alimentos cocidos, secos o deshidratados.

¿Cuáles son los alimentos que se dañan más rápido en el calor?

  • Huevos
  • Carnes, aves y pescados
  • Lácteos
  • Especias

Aunque estos son los alimentos que se echan a perder más rápido, debes tomar precauciones con toda clase de productos.

El color, la textura y el olor de los alimentos pueden ser indicadores de su estado, pero no son 100% confiables. Por ejemplo: hay verduras que varían su aspecto con el tiempo y eso no significa que sean tóxicas. Al igual que hay alimentos que podrían estar infectados con bacterias peligrosas y aun así tener buen olor y sabor.

Por ese motivo, el mejor consejo que podemos darte es hacer de la prevención un hábito y conservar los alimentos de la mejor forma posible desde que los compres hasta que los consumas.

Si vives en Estados Unidos y quieres trabajar en el sector gastronómico, en EFOODTRAINER te ofrecemos la posibilidad de realizar nuestro curso online y obtener inmediatamente tu Certificado de Manipulador de Alimentos.

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like