Dicen que hay dos tipos de personas… Las que beben café y las que beben té. Si prefieres la segunda opción y quieres aprender un poco más sobre ella, no te pierdas este artículo en el que te contaremos cuáles son los principales tipos de té y sus excelentes beneficios.

El té es una infusión que se hace a partir de las hojas de la Camellia sinensis, una planta proveniente de China también conocida como planta de té. De dicha especie se obtienen los principales tipos de té: verde, blanco, oolong, pu-erh y negro.

Esta clasificación se hace considerando el proceso de elaboración del té, ya que este determina su forma, su color, su aroma, su sabor y su textura, entre otros atributos.

Aunque popularmente se les diga té a bebidas preparadas con hierbas como manzanilla, toronjil o menta, estas son infusiones. El auténtico té viene de las hojas de la planta de té.

¿Cómo se elabora el té?

Antes de contarte cuáles son las diferentes variedades de té, queremos hacerte un pequeño resumen de los procesos por los que puede pasar el té durante su elaboración porque esto te ayudará a entender qué hace tan especial a cada variedad.

  • Cosecha: se eligen y se recolectan las hojas.
  • Marchitado: se elimina el agua que contienen las hojas.
  • Cuarteado: se sacuden las hojas para que se marchiten de forma uniforme.
  • Oxidación: se exponen las hojas a condiciones de aire controladas para que entren en contacto con el oxígeno y cambien sus características.
  • Fijación:  se someten las hojas al calor para frenar su oxidación. 
  • Enrollado: se tuercen las hojas para romper su estructura celular y ayudar a que liberen todas sus sustancias al momento de preparar la infusión.
  • Fermentado: se exponen las hojas a condiciones de humedad controladas para lograr su fermentación.
  • Secado: se usa aire caliente para deshidratar las hojas, detener su fermentación y alargar su vida útil.
  • Clasificación: se escogen las hojas según su calidad, su forma y su tamaño.
  • Envasado: se empaca el té de manera que se mantenga protegido de la luz y la humedad.

¿Sabías que el té pasaba por varios de estos procesos antes de llegar a las tiendas?

¿Cuáles son los principales tipos de té?

Té verde

Este es uno de los tés más conocidos mundialmente y se caracteriza por su textura ligera. 

Durante su elaboración, las hojas de té no se oxidan ni se fermentan; por eso conservan la clorofila que les da su verdor natural.

El sabor del té verde puede variar dependiendo de la calidad del té, pero por lo general sabe a hierbas y tiene un toquecito amargo.

Beneficios del té verde:

  • Actúa como diurético.
  • Disminuye la presión arterial.
  • Tiene un efecto antidiarreico.
  • Reduce el estrés y la ansiedad.
  • Ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como Parkinson o Alzheimer.

¿Con qué acompañar el té verde?

Su sabor suave va muy bien con postres ligeramente dulces como una cheesecake o una torta de zanahoria. También se puede armonizar con platos salados de sabores sutiles. Por ejemplo: pavo, pollo, arroz, mariscos y verduras.

Té blanco

Este té, de sabor delicado y textura ligera, es uno de los tés más selectos del mundo.

Se produce con las hojas tiernas de la planta. Como estos brotes suelen tener una capa blanca similar a una pelusa, su infusión es bastante clara (de allí proviene el nombre de té blanco).

A diferencia de otros tipos de té,este se elabora solo mediante 2 procesos: marchitado y secado. Al ser menos procesado, conserva la mayor cantidad de antioxidantes.

Beneficios del té blanco:

  • Sirve como diurético.
  • Retrasa el envejecimiento de las células.
  • Mejora el aspecto de la piel.
  • Ayuda a bajar el colesterol.
  • Estimula el sistema nervioso.
  • Ayuda a controlar la diabetes.

¿Con qué alimentos armoniza el té blanco?

El té blanco es tan delicado que se recomienda acompañarlo con sabores muy suaves para que se pueda apreciar. Arroces, ensaladas y pescados blancos son buenas elecciones.

Té oolong o azul

Este tipo de té tiene un sabor ligeramente tostado que podría ubicarse entre la dulzura del té verde y el amargo del té negro.

Se elabora sometiendo las hojas a los procesos de marchitado, oxidación, fijación, enrollado y secado.  Como su oxidación es parcial, tiene menos antioxidantes que el té blanco.

Si te preguntas por qué se le llama té azul, el nombre se debe a que algunas hojas de esta variedad toman un color verde azulado cuando se secan.

Dato: el té azul se puede consumir a cualquier hora del día, ya que tiene un efecto más energizante que el verde, pero menor que el negro.

Beneficios del té oolong:

  • Fortalece el sistema inmune.
  • Regula el azúcar en la sangre.
  • Facilita la digestión.
  • Ayuda a la pérdida de peso.
  • Mejora el aspecto de la piel.

¿Con qué comida se recomienda tomar el té oolong?

Dependiendo del tipo de oolong, se puede combinar con muchos platos. Una buena opción son los sabores ahumados o picantes. ¿Prefieres disfrutar del té con un postre? Te sugerimos elegir uno que tenga chocolate oscuro, café, nueces, melocotones o duraznos.

Té pu-erh

Este té se caracteriza por su color rojizo y su sabor terroso.

Su proceso de elaboración incluye varios procesos, pero el más particular es el de fermentación porque hace que su sabor mejore con el paso del tiempo.

Quizás hayas visto que se refieren a este té como té rojo, pero es un error. En realidad, el pu-erh pertenece a la categoría de dark teas (tés que se fermentan) y en China le dicen té rojo a lo que en Occidente conocemos como té negro.

Dato: el pu-erh tiene un efecto estimulante moderado, así que puedes tomarlo en diferentes horarios.

Beneficios del té pu-erh:

  • Sirve como digestivo.
  • Ayuda reducir el colesterol LDL (el colesterol malo).
  • Acelera el metabolismo.
  • Reduce el estrés.
  • Favorece la pérdida de peso.

¿Cómo armonizar el pu-erh?

Con hongos, platos muy especiados, quesos añejos y embutidos suaves. Además, sabe muy bien con postres de sabores fuertes, especialmente con los de chocolate oscuro, canela o café.

Té negro

El té negro tiene muy pocos antioxidantes y recibe ese nombre porque se produce oxidando completamente las hojas del té.

Su infusión suele ser roja o marrón oscuro, muy aromática y de sabor intenso. ¡Pero no te asustes! Existen diferentes variedades de té negro; dependiendo de su origen y de su forma de elaboración el sabor puede percibirse como malteado, acaramelado, ahumado, especiado o afrutado.

Dato: este es el té más energizante de todos, por eso se recomienda consumirlo durante la mañana o en las primeras horas de la tarde.

Beneficios del té negro:

  • Mejora la salud cardiovascular.
  • Ayuda a detener la diarrea.
  • Tiene un efecto diurético.
  • Activa la mente.
  • Favorece la salud bucal.

¿Cómo armonizar el té negro?

Puedes acompañar este té con postres muy dulces, sobre todo si tienen chocolate o cítricos. También queda bien con comidas grasosas o pesadas, tal como carnes rojas, guisos y pasteles y pastas.

IMPORTANTE: aunque el té es una de las bebidas más saludables del mundo, recuerda que contiene cafeína. Si eres muy sensible a esta sustancia o tienes que evitarla por razones médicas, lo mejor es que consultes con un especialista si puedes consumir estos tipos de té y en qué cantidades.

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like