Para muchos la cocina es el corazón de la casa, por ser el espacio en el que se prepara la comida de cada día y donde la familia pasa muchísimo tiempo. Precisamente por eso, este debe ser un ambiente funcional, cómodo y, por qué no, lindo. Hoy te contaremos 5 estilos de decoración para tener una cocina de revista.

Los estilos son formas de decorar los espacios, siguiendo una serie de pautas que por lo general están asociadas a un contexto social – cultural. Son muy útiles porque funcionan como guía al momento de elegir todos los elementos de la decoración:colores, materiales, mobiliario, adornos, entre otros.

A continuación, te contaremos sobre 5 estilos de decoración muy famosos que harán que tu cocina se convierta en unos de los espacios más bonitos de tu casa. ¡Esperamos que te sirvan de inspiración a la hora de cambiar el aspecto de tu cocina!

1. Estilo minimalista

Este es uno de los estilos de decoración que ha ganado más seguidores en los últimos años. El concepto minimalista plantea vivir solo con lo esencial, por eso los espacios con este estilo de decoración se ven ordenados y despejados.

Características del estilo minimalista:

  • Muy pocos elementos.
  • Colores: blanco, negro, gris.
  • Espacio libre para poder moverse.
  • Materiales: cemento, mármol, vidrio, metal.
  • Muebles con líneas limpias (y en su mayoría rectas).

Para algunos, el estilo minimalista puede resultar algo “frío” o demasiado pensado. Si te pasa lo mismo, puedes intentar decorar tu cocina con un estilo que los diseñadores de interiores han llamado “minimalismo cálido”.

Este nuevo estilo mantiene la regla de usar solo los elementos necesarios, pero propone utilizar colores como beige, ocre o marrón. ¡Colores perfectos para transmitir tranquilidad y calidez!

Otra diferencia entre el minimalismo cálido y el original es que el cálido permite decorar con muebles de líneas curvas para crear el efecto movimiento y agregar objetos de madera y fibras naturales para contrarresta la dureza de materiales como el mármol o el cemento. 

El primer paso para que una cocina se vea mejor es mantenerla limpia y ordenada.

2. Estilo moderno

Es común pensar que el estilo moderno se basa en lo que se está usando actualmente, pero esa es la premisa del estilo contemporáneo.

La decoración moderna se refiere a lo que se veía como “futurista” a mediados del siglo XX. Por eso, veremos que en este estilo se usan los materiales que lograron perfeccionarse entre 1920 y 1950.

Características del estilo moderno:

  • Pocos accesorios y muy discretos.
  • Mucha luz natural y luz artificial blanca.
  • Espacios abiertos delimitados por muebles.
  • Pocos accesorios y muy discretos.
  • Muebles sencillos con superficies lisas y líneas rectas.
  • Materiales: madera contrachapada, acero, vidrio y plástico.
  • Colores neutros (blanco, beige, gris, negro) y colores alegres, pero en su forma más pura (sin matices).

En este tipo de decoración “menos es más”. Por ejemplo, se usan pocos elementos en la decoración y se aprecia su sencillez; por eso se parece mucho al estilo minimalista (pero menos estricto). ¿Notas el parecido?

Como te dijimos anteriormente, en el estilo moderno predominan los colores claros, pero se usan colores oscuros o colores llamativos solo en elementos específicos para que el espacio no se vea monótono.

En una cocina moderna lo más importante es que todo tenga una utilidad. A diferencia de otros estilos, aquí no hay problema en que quede una pared o un mesón sin adornos.

Y si hablamos de la estética, todo es muy sutil. Por ejemplo, casi no se perciben las separaciones entre los muebles.

Sin duda, una de las cosas más impresionantes del estilo moderno es que más de 100 años después de su nacimiento, se sigue utilizando por su practicidad y belleza.

3. Estilo industrial

Foto: PINTEREST / WALLS AND FLOORS.

Este estilo se ha puesto muy de moda, sobre todo en lofts, bares y restaurantes. Sin embargo, si te encantan los ambientes con urbanos, también puedes tenerlo en tu cocina.

El estilo industrial se inspira en las fábricas y almacenes de los años 50. Por eso, busca mostrar los espacios tal cual son, sin muchas pretensiones. Así que, si tienes vigas en tu cocina, una pared de cemento o ladrillo sin cubrir, instalaciones, tuberías o piezas con imperfecciones, puedes dejarlas a la vista ¡Sumarán a la decoración!  

Características del estilo industrial:

  • Colores: marrón, negro, gris y blanco.
  • Muebles de madera o metal de aspecto natural.
  • Utensilios de cocina a la vista (en los estantes o colgados en las paredes).
  • Materiales: madera envejecida, cemento, hierro forjado, ladrillo, cuero, acero.
  • Accesorios de metal cromado, vidrio, barro, o madera que tengan aspecto desgastado.

Para darle a tu cocina una apariencia aún más industrial puedes colocar en ella lámparas colgantes de metal, taburetes o sillas de metal (como la Tolix) y algunos adornos, cuadros o posters vintage (como los que habría en una vieja fábrica).

4. Estilo rústico

Foto: PINTEREST / WWW.ELMUEBLE.COM

El estilo de decoración rústico inspira mucha calidez porque se parece a las casas en zonas rurales.

Si eres amante de la naturaleza, la sencillez y la tradición, puede que este sea el estilo de decoración que quieras para tu cocina.

Características del estilo rústico:

  • Muebles grandes, macizos y confortables.
  • Piezas artesanales de apariencia ruda.
  • Plantas y flores silvestres.
  • Colores muy naturales como: marrones, verdes, beige, gris, azul, negro.
  • Materiales naturales: sobre todo madera y piedra (sin modificar) y telas como algodón, lino y lana.

Para que una decoración rustica sea un éxito cada elemento debe asociarse con la naturaleza, así que olvídate del plástico, los metales o el plástico.

La madera debe ser la protagonista y si crees que tu cocina se verá muy marrón, los expertos recomiendan combinar este material con paredes blancas o accesorios en tonos claros para crear contraste.

5. Estilo nórdico

Foto: PINTEREST / WWW.CATESTHILL.COM

Este estilo de decoración nació en los países al norte de Europa en el siglo XX . Por eso, veremos que sus características se adaptan a las necesidades de la población de esa región.

Actualmente el estilo nórdico (también conocido como escandinavo) es uno de los más usados en los hogares del mundo porque crea espacios sencillos, bellos y funcionales.

Características del estilo nórdico:

  • Muebles funcionales, de líneas suaves y sin adornos.
  • Colores claros en las paredes, el suelo y los muebles.
  • Mucha luz natural (o una buena iluminación artificial).
  • Materiales naturales: cobre, latón, mármol blanco y sobre todo madera en tonos claros.
  • Colores como rosa pálido, azul, verde menta para los accesorios (alfombras, manteles, pañitos de cocina).

Los ambientes nórdicos deben ser sencillos, acogedores e inspirados en la naturaleza. Por eso, en una cocina de este estilo no pueden faltar plantas para darle frescura y vida a ese lugar dela casa.

A algunas personas les parece que este estilo de decoración termina siendo demasiado blanca, pero ese efecto se puede equilibrar usando estampados, cuadros o adornos en tonos que contrasten. Los estampados que más se usan en el nórdico son los motivos naturales y los diseños geométricos.

Así llegamos al final de este paseo por algunos de los estilos de decoración más usados. ¿Qué te parecieron?

Seguro notaste que muchos tienen elementos en común, por eso los decoradores tienden a combinar diferentes estilos para lograr una decoración única y especial, que satisfaga los gustos y necesidades de sus clientes.

Hoy solo te presentamos 5 de los estilos de decoración más populares, pero hay muchísimos más: el vintage, el romántico, el shaby chic, el mid century, el japandi, el farm house y la lista continúa.  

Escríbenos un comentario si te gustaría que hiciéramos una segunda parte de este artículo, contándote cómo lograr una cocina de revista con algunos de ellos.

Si te encanta todo lo relacionado con el hogar y la cocina, te invitamos a leer:

5 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like