Una cocina bien equipada es el sueño de todo cocinero. Sin embargo, a la hora de equipar la cocina de tu casa, el sueño se vuelve más realista y la elección de los implementos depende de tu presupuesto y de tus necesidades. Hoy te contaremos los utensilios que no pueden faltar en tu primera cocina y algunos tips para elegirlos (nivel principiante).

Cuchillos

Si hay algo en lo que debes invertir, es en un buen cuchillo. Con el tiempo lo agradecerás porque utilizar cuchillos en mal estado, además de ser peligroso, te impedirá cocinar cómodamente.

Lo ideal es tener cuchillos de diferentes tamaños y formas. Entre los más útiles están:  el cuchillo de chef o cocinero, te ayudará a picar casi todo; el cuchillo puntilla, para cortar trozos pequeños o pelar frutas y verduras; y el cuchillo para pan (es obvia su función, ¿no?), cuya sierra también te servirá para cortar frutas o verduras blandas.

Los cuchillos más recomendables son los de acero inoxidable y mango de fácil agarre.

Si este kit de cuchillos te parece muy básico, entonces puedes pasar al siguiente nivel y sumar otros como: el pelador, el deshuesador, el fileteador y uno para trinchar.

Recuerda que no hace falta que compres un cuchillo para cada proceso (a menos que así lo desees).

Sartenes

Todos, al menos una vez, hemos dañado una preparación por culpa del sartén (o al menos eso creemos). Y es que este es uno de los utensilios más utilizados en toda cocina.

Lo más importante a la hora de elegir un sartén es que conduzca bien el calor y no se deforme. Para comenzar a equipar tu cocina te recomendamos tener, al menos, 2 tamaños de sartenes. Escógelos pensando en la cantidad de comida que sueles cocinar.

La mayoría de los sartenes que venden en las tiendas son de aluminio estampado, aluminio forjado o aluminio fundido. Los primeros son los más baratos, pero menos duraderos; los segundos son de resistencia media y los terceros son la mejor opción porque duran muchísimo y, además, distribuyen mejor el calor, lo que te permitirá cocinar los alimentos de manera uniforme. 

Ahora bien, también existen sartenes de hierro, acero inoxidable, titanio y cerámica. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas, por lo que te sugerimos investigar sobre ellos y ver cuál te convendría más.

No olvides tener un sartén con antiadherente; así podrás preparar variedad de platos sin miedo a que se te peguen.

Ollas

En este apartado dedicado a las ollas, también mencionaremos las cacerolas. Ambos utensilios no pueden faltar en tu cocina, pues son muy prácticos a la hora de preparar pastas, guisos o platos al vapor.

Hay ollas de aluminio, acero, hierro, vidrio y cerámica. Así como en los sartenes, te sugerimos evaluar qué platos sueles cocinar y con qué presupuesto cuentas para definir qué tipo de ollas necesitas.

Las más económicas suelen ser de aluminio, un material que conduce muy bien el calor, pero poco resistente. En cambio, las de acero inoxidable tienen una buena relación precio – calidad (duran muchísimo).

Si bien el acero no tiene tan buena conductividad, las marcas han resuelto este problema combinándolo con capas de materiales como cobre o aluminio que distribuyen mejor el calor.

Al elegir tus ollas, no descuides las asas. Estas deben ser cómodas y fuertes.

Actualmente, están de moda las ollas de cerámica. ¿Has oído sobre ellas?  Su fama se debe a que este material es uno de los más ecológicos e inocuos para la salud; pero si no es de calidad, no resulta práctico porque tiene poca antiadherencia y no conduce bien el calor (tarda en calentarse y, luego, en enfriarse). Por eso, los fabricantes han diseñado opciones que combinan una estructura de acero con un antiadherente cerámico.

En definitiva, si vas a optar por un utensilio de cerámica, lo mejor es que verifiques que se trata de un buen producto y que sus componentes van a facilitar tus preparaciones.

Un juego de utensilios

¡Algo imprescindible en toda cocina! Procura que el kit traiga al menos estos utensilios: cuchara, cucharón, espátula, espumadera y batidor de mano.

Si hablamos de materiales, los utensilios de silicona son una buena opción porque son resistentes, duraderos y no rallan las superficies. Eso sí, es importante verificar que el plástico sea realmente de calidad para que no se derrita con el calor.

Otra alternativa es usar utensilios de metal (con cuidado para no rallar las ollas y sartenes). Quizás te preguntes: ¿y los de madera? Estos son muy comunes porque son económicos, ecológicos y lucen hermosos en la decoración de la cocina, pero se debate si su uso es seguro.

La madera retiene fácilmente la humedad y, tras su desgaste, puede convertirse el lugar perfecto para que vivan bacterias. Por eso, algunas personas han descartado su uso y han optado por utensilios de bambú que son más resistentes y fáciles de limpiar.

Como bonus, aquí te dejamos una lista con otros utensilios que te ayudarán a seguir equipando tu cocina:

  • Rallador.
  • Colador.
  • Paños de cocina.
  • Tablas de cortar (una para carnes y otra para vegetales).
  • Bowls y fuentes para horno.
  • Abrelatas.

¿Te falta alguno?

Como ves, es difícil encontrar el utensilio perfecto: que se adapte a tu forma de cocinar, que tenga un precio justo, que no afecte tu salud y que, además, sea fácil de usar y de limpiar.  Sin embargo, en EFOODTRAINER te invitamos a no subestimar este tema y a revisar las características de los utensilios que compras para tomar la mejor decisión.

Ahora que sabes cuáles son los utensilios que no pueden faltar en tu primera cocina, nos despedimos con un último consejo: invierte en utensilios de calidad. A largo plazo, te ahorrarás dinero y unos cuantos problemas. ¡Te lo aseguramos!

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like