¿Te enfermas con frecuencia? Quizás algo ande mal con tus defensas.

Con la aparición del COVID19 todos nos vimos obligados a prestar mayor atención a nuestra salud. Uno de los temas más comentados alrededor del mundo fue cómo funcionaba nuestro sistema inmune y cómo podíamos mejorarlo para evitar contagiarnos.

Como el virus aún no tiene vacuna y nuestra salud siempre debe ser una prioridad, en este artículo te contaremos los alimentos para fortalecer el sistema inmune. ¡Así podrás darte la batalla al coronavirus y a cualquier otra enfermedad!

Pero, antes de hablar de esos alimentos, debemos comenzar por conocer la función del sistema inmune.

¿Qué es el sistema inmune y por qué es tan importante para la salud?

El sistema inmune, también llamado inmunitario o inmunológico, es un conjunto de órganos, células y tejidos que se encargan de defender nuestro organismo de sustancias y microorganismos que pudiesen afectarnos (hongos, parásitos, virus y bacterias).

Cuando este sistema funciona correctamente, puede combatir los agentes infecciosos, disminuir la intensidad de los síntomas de las enfermedades y ayudar a que nuestro cuerpo se recupere más rápido.

En cambio, cuando el sistema inmune está debilitado, las personas se enferman con frecuencia y su recuperación tarda más de lo normal.

Además, es común que presenten algunos de estos síntomas: resfriados o infecciones recurrentes, alergias, diarrea, manchas en la piel, ojos secos, cansancio, náuseas y vómitos.

¿Cómo mantener el sistema inmunitario en buen estado?

La respuesta es llevando un estilo de vida saludable. Sí, sabemos que suena trillado, pero está comprobado que esta es la clave para vivir más y mejor.

Los especialistas han demostrado que, si queremos gozar de buena salud, debemos mejorar nuestros hábitos. Claro, este no es un proceso fácil, pero es la única manera de cuidar nuestro cuerpo y nuestra mente de una forma natural y efectiva.

¿Qué implica tener un estilo de vida más saludable? Alimentación balanceada y nutritiva, hidratación constante, actividad física, suficiente descanso y menos estrés.

Además, es importante tener una buena higiene, evitar el alcohol y el cigarrillo, así como el consumo excesivo de sal, azúcar, comidas procesadas y frituras.

Alimentos que mejoran el sistema inmunológico

Como la alimentación es fundamental para mantener un buen estado de salud, te contaremos algunos alimentos que te ayudarán a fortalecer tu sistema inmune y a combatir enfermedades.

¡Toma nota de cuáles son e inclúyelos en tus preparaciones!

  • Cítricos: naranja, mandarina, kiwi, limón, pomelo y otras frutas de esta clase tiene un alto contenido en Vitamina C.

Nota: el cuerpo no produce esta vitamina, por es importante ingerirla en alimentos o suplementos. Aunque se cree que los cítricos son la principal fuente de Vitamina C, la papaya y los pimientos rojos tienen mayores cantidades de esta.

  • Verduras ricas en antioxidantes: cebolla, repollo, espinacas, coliflor y brócoli. Lo idea el cocinar este último lo menos posible para que no pierda sus propiedades.
  • Zanahorias y calabazas: son fuente de Vitamina A, potasio y fósforo.
  • Carnes (cortes magros): son ricos en proteínas, zinc y Vitamina B12.
  • Frutos secos: como almendras, nueces o maní, ya que contienen Vitamina E y Zinc.
  • Pescados: atún, salmón, sardina y bacalao tienen altos contenidos de Omega 3.
  • Huevos: sonuna fuente de vitaminas, minerales y proteínas. Incluso, la yema contiene pequeñas cantidades de Vitamina D; una vitamina que se encuentra en muy pocos alimentos de forma natural.

La deficiencia de Vitamina D también afecta el sistema inmunitario y se asocia con enfermedades respiratorias.  ¿Dónde puedes conseguir esta vitamina? Alimentos enriquecidos, suplementos y exponiéndote a la luz solar.

  • Ajo: no solo es excelente para la presión arterial, también tiene un efecto antibiótico y antiviral que ayuda al sistema inmune.

Nota: Si te desagrada mucho el sabor del ajo crudo, puedes consumirlo en cápsulas.

  • Lácteos descremados:  queso, leche y yogurt aportan calcio y proteínas. 
  • Semillas de girasol: tienen alto contenido de selenio, un mineral que funciona como antioxidante y que se ha asociado con la prevención de infecciones.
  • Cereales integrales: aportan vitaminas, fibra y minerales.
  • Legumbres: porotos, guisantes, lentejas y garbanzos son fuente de hierro, zinc y Vitamina B6.
  • Yogurt natural: tienen probióticos (bacterias que tienen efectos positivos en el organismo).

Como ves, la base de una alimentación saludable es el consumo de muchas frutas y verduras.

Si te preguntas cuántas porciones de ellas debes consumir, dependerá de tu edad, sexo y estado de salud. Pero, de forma general, la Organización Mundial de la Salud  sugiere comer 400 g al día (entre frutas y verduras) que equivalen a 5  porciones. Una porción vale por 80 – 90 g, aproximadamente.

Sin embargo, un estudio del University College de Londres, aconseja aumentar esa cantidad hasta 10 porciones. De esa forma, la alimentación sería mucho más natural y se podría reducir ampliamente el riesgo de enfermedades y muerte prematura.

Es muy importante considerar que cada persona tiene un sistema inmunológico diferente y que este puede ser deficiente por diversos factores, hereditarios o externos.

Por eso, antes de consumir cualquier suplemento o cambiar radicalmente tu alimentación, en EFOODTRAINER te recomendamos asistir a una consulta médica para que te realicen todos los exámenes y puedas saber qué necesita tu cuerpo para mantenerse saludable.

¿Te gustó este artículo? Quizás también te interese leer:

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like