La gastronomía está llena de anécdotas difíciles de comprobar, pero muy divertidas de leer. Si, como nosotros, te declaras un verdadero amante de la comida, te invitamos a revisar este artículo en el que te contaremos qué hay detrás de algunos platos famosos y cuál es el curioso origen de sus nombres.

1. Salsa bechamel

Esta preparación, hecha a base de mantequilla, harina y leche, es una de las salsas básicas que siempre aparece en los libros de cocina.

Seguramente la has probado en platos como croquetas, lasaña, canelones o brócoli gratinado. Y es que su delicioso sabor, su sencillez y lo asequible de sus ingredientes la hace uno de los platos más famosos de la cocina europea, en especial de Italia, Francia y España.

Existen diferentes versiones sobre el origen de la bechamel. La más popular cuenta que la salsa le debe su nombre al marqués Louis Béchameil, un financiero del siglo XVII que era aficionado a la cocina y un día decidió hacerle algunos ajustes a una salsa que previamente había inventado el cocinero François Pierre. ¿Innovador? No. ¿Con buen gusto? ¡Seguro que sí!

2. Quiche Lorraine

El quiche Lorraine es una tarta salada abierta, hecha de masa de hojaldre (o masa quebrada), rellena de una salsa con crema, tocino y huevo.  A partir de esa receta se han creado otras interpretaciones de quiche con queso, jamón, verduras, carne y hasta salmón, pero estas no se conocen como Lorraine.

Se dice que este plato le debe su nombre a la región de Lorraine (Lorena), ubicada al noroeste de Francia. Sin embargo, algunas fuentes indican que se trata de un plato alemán, ya que la receta nació cuando esa zona geográfica aún pertenecía a Alemania y se llamaba Reino de Lothringen.

3. Stroganoff

Este plato consiste en carne de ternera picada en cubos, cocinada con hongos, cebollas y una salsa de crema agria. Por lo general, se acompaña con arroz o con pasta.

¿Cuál es el curioso origen del nombre de esta receta? Surgió en Rusia en homenaje al conde Stroganoff, un hombre amante de la gastronomía que siempre se rodeaba de excelentes chefs.  

Uno de esos cocineros, cuyo nombre quedó en el anonimato para siempre, preparó este plato de carne que le encantó al conde y que finalmente fue bautizado en su honor. Algunas versiones cuentan que el cocinero venía de Francia, lo que abriría el debate de si el stroganoff es francés o ruso. ¿Tú qué crees?

4. Huevos benedictinos

Este es uno de los desayunos favoritos tanto de ingleses como de estadounidenses.  Se trata de un plato rico en sabor ¡y también en calorías!

Existen diferentes historias sobre el origen de este plato tan famoso. La primera versión cuenta que en 1894 un chef llamado Charles Ranhofer publicó su propia receta de huevos benedictino en su libro “The Epicurian”.

Otra versión (un poco más pintoresca) cuenta que un broker llamado Lemuel Benedict fue a desayunar al Hotel Waldorf en New York con algo de resaca y para sentirse mejor le pidió al maître que le trajera un plato con tostadas de pan, huevos escalfados, tocino y bastante salsa holandesa. Este quedó tan encantado con la combinación que armó aquel cliente que decidió incluir el plato en el menú.

Una última versión apareció en 1967, cuando el periódico The New York Times publicó una carta en la que alguien de nombre Edward P. Montgomery aseguraba haber recibido la famosa receta de los huevos benedictinos de parte de su tío, quien era gran amigo del Comodoro Elías Cornelius Benedict.

¿Cuál de las tres versiones te gusta más? ¿Y cuál piensas que es la verdadera?

5. Sandwich

Este plato famoso alrededor del mundo surgió en el siglo XVII y le debe su nombre al inglés John Montagu, IV Conde de Sándwich (una ciudad al sureste de Inglaterra).

Según la versión de “Palabras que tienen historia” de Carlos Fisas, Montagu era fanático de los juegos y un día, mientras estaba en una larga partida de cartas, quiso comer algo simple que no le impidiera seguir jugando. Entonces, ordenó que le prepararan unas rebanadas de pan con un trozo de carne en el medio. 

Al ser el pedido de un noble, el plato llamó la atención y rápidamente se hizo famoso entre los ingleses como “sándwich”.

También hay quienes creen que al momento de hacer su pedido el Conde Sándwich se inspiró en los bocadillos de pan de pita relleno que servían al este del Mar Mediterráneo.

6. Torta Sacher

Esta deliciosa torta está formada por dos capas de chocolate, unidas por una capa de mermelada de albaricoque y cubiertas con chocolate negro glaseado. Se suele acompañar con crema chantilly, nata o café con leche espumosa para contrarrestar la textura de la torta.

La receta exacta es un secreto del Hotel Sacher de Viena, el lugar donde nació hace 189 años. Según cuentan, el origen de este postre surgió cuando el príncipe Metternich de Austria solicitó un postre durante una importante cena con sus invitados.

Justo esa noche el jefe de cocina estaba enfermo y fue Franz Sacher, un aprendiz de tan solo 16 años llamado, quien asumió el reto de complacerlo. La torta recibió muchos comentarios positivos y con el paso del tiempo se convirtió en uno de los platos dulces más famosos en Europa y el mundo.

¿Qué te parecieron las historias detrás de estos platos famosos? Si te gustaron y quieres conocer cómo nacieron otros como la pizza Margarita, los nachos o la ensalada César, entonces no te puedes perder la primera parte de este artículo en el que te contamos sobre el curioso origen de sus nombres.

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like