¿Estás buscando empleo como cocinero? Lo primero que debes hacer es buscar tu resumen profesional, actualizarlo y optimizarlo. En este artículo no pretendemos enseñarte a armar un CV desde cero porque sabemos que existe suficiente información en Internet sobre el tema. En cambio, preferimos contarte cómo puedes mejorar tu curriculum de cocinero.

Te adelantamos que todas las recomendaciones tienen que ver con dos puntos clave: el contenido y el diseño.

Pon tu nombre y tu oficio en el encabezado

Recuerda que las personas leemos de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha. Por eso, en la zona superior izquierda de tu CV debe aparecer la información más importante: tu foto (si decides colocarla), tu nombre completo y tu profesión. Por ejemplo: David García – Cocinero.

Esta práctica hará que tu síntesis curricular sea más fácil de identificar, ya que el reclutador sabrá quién eres y a qué te dedicas apenas vea el documento.

Verifica que tus datos personales estén correctos

Esta recomendación puede parecer obvia, pero estamos tan acostumbrados a leer nuestros datos personales que es posible que no notemos que hay un error en ellos.  

Ten en cuenta que, si los reclutadores quieren comunicarse contigo, se guiarán por esos datos. Así que tómate el tiempo de revisarlos con detenimiento.

Tips: en tu curriculum de cocinero no pueden faltar datos personales como nombre y apellido, teléfono, correo electrónico y ubicación (basta con poner país y ciudad).

Haz un resumen profesional a modo de presentación

Redacta un párrafo de 4 o 5 líneas contando quién eres, cuál es tu experiencia laboral, qué te diferencia como profesional y qué le puedes ofrecer a la empresa.

Usa un lenguaje sencillo, conciso y persuasivo en esta sección. Recuerda que el resumen será lo primero que verá el reclutador (después de tus datos personales) y que de él dependerá que continúe leyendo tu CV.

Resume tu formación académica

Un error común en los currículos es colocar información académica irrelevante, como dónde se cursó la primaria o la secundaria. Lo mejor es aprovechar ese espacio para poner los títulos de mayor grado.

Los certificados relacionados con la cocina, los idiomas y las capacitaciones se pueden ubicar después de la experiencia laboral en un apartado titulado “Cursos” o “Capacitaciones”. Estos logros son muy apreciados dentro de la industria gastronómica y hotelera, por eso es mejor ponerlos por separado.

Tips: incluye en tu CV los certificados más actualizados (máximo 3 años de antigüedad).

Detalla tus experiencias laborales más importantes

Enumera tus experiencias laborales y especifica: cargo que ocupaste, nombre de la empresa, fecha en que iniciaste y finalizaste ese trabajo, cuáles eran tus principales funciones (máximo cinco) y tus logros.

Al redactar tus responsabilidades usa verbos de acción en primera persona y en pasado para darle mayor fuerza a las oraciones. Por ejemplo: entrené al personal de cocina, diseñé el menú o elaboré más de 30 platos al día.

Tips: todas las experiencias que reseñes en tu CV deben estar relacionadas con el área gastronómica y aparecer en orden cronológico inverso (de la más reciente a la más antigua).

Destaca tus mejores habilidades

Especifica cuáles son tus aptitudes, dándole prioridad a aquellas que creas relevantes para el cargo que estás solicitando.

Algunas de las habilidades más buscadas en los cocineros son:

  • Rapidez
  • Iniciativa
  • Orden y limpieza
  • Adaptabilidad
  • Trabajo en equipo
  • Creatividad
  • Compromiso
  • Buen gusto (saber identificar y combinar sabores)
  • Poder trabajar bajo presión
  • Liderazgo
  • Sentido de la estética
  • Conocimiento de gastronomía local e internacional
  • Dominio de técnicas de panadería y pastelería
  • Atención a los detalles

¿Tienes alguna de ellas? ¡Súmalas a tu CV!

Elige un buen formato para tu curriculum

Actualmente existen diferentes modelos de currículo. Escoge uno que muestre tu personalidad y que sea afín al sector al que te quieras dedicar.

Para que el formato luzca más profesional y atractivo, puedes seguir estas recomendaciones:

  • Diseña tu CV en una hoja de tamaño A4. Si estás en Estado Unidos, usa una que mida 8.5 x 11 in.
  • Organiza el currículo en secciones: datos personales, resumen profesional, formación académica, experiencia profesional, habilidades y cursos.
  • Usa colores atractivos, pero que permitan leer bien los textos.
  • Elige una tipografía sencilla y legible.  
  • Usa el tamaño de fuente 12 (si te falta espacio, entonces 10).
  • Intenta que tu CV sea de una página (máximo 2).
  • Destaca los títulos y subtítulos. Para conseguirlo, usa un tamaño de letra más grande, mayúsculas sostenidas o negritas.
  • Guarda tu CV en formato PDF (a menos que la empresa te indique otro formato).

Tips: si tienes algún proyecto personal en el que demuestres tu pasión por la cocina, como un blog o una red social, inclúyelo en tu currículo.

Cuida los detalles

Tu CV será tu carta de presentación ante las empresas. Por eso, debes procurar que esté perfecto y que transmita todo tu potencial.

Sobre los textos: revisa que estén escritos en un tono profesional y que no tengan errores ortográficos.

Sobre la foto: elige una foto de buena calidad y en la que tu cara se pueda apreciar claramente. Si en la imagen se ve tu vestimenta, procura que esta sea acorde al puesto al que quieras aspirar.

Tips: si quieres transmitir una imagen amigable y confiable, utiliza una foto en la que salgas mirando a la cámara y sonriendo.

¡EFOODTRAINER te acompaña en cada paso de tu carrera profesional! Recuerda que, si vives en Estados Unidos, puedes hacer tu Curso de Manipulación de Alimentos online. Este certificado es obligatorio en algunos estados del país y le sumará muchísimo valor a tu currículo de cocinero. 

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like