¡Aquí te enseñamos paso a paso!

“Comete todos los vegetales”, solían decirnos nuestras madres y abuelas cuando éramos pequeños. Y es que las frutas y vegetales se han ganado un lugar importante en los menús de todo el mundo por sus ricos sabores y múltiples beneficios; sin embargo, pocas personas conocen el mejor método para higienizarlos. Por eso, en este artículo te enseñaremos a limpiar tus frutas y vegetales correctamente.

¿Por qué hay que limpiar bien frutas y vegetales?

Con la llegada del coronovarirus nos hemos visto en la necesidad de reforzar las medidas de higiene en todos nuestros espacios, incluyendo la cocina, aunque la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que no hay pruebas de que la enfermedad se pueda contraer a través de los alimentos o sus envases.

El hecho es que la limpieza de frutas y vegetales siempre ha sido un proceso necesario y de cuidado para evitar enfermedades, pero buena parte de la población se acostumbró a lavarlos de la forma más rápida posible o, simplemente, como aprendieron en casa.

“No sé por qué la comida me cayó mal”. ¿Alguna vez te has preguntado por qué te enfermaste después de comer un plato aparentemente saludable? Quizás no estés lavando tus alimentos de la forma más efectiva.

“Limpiar” es el proceso de remover físicamente la suciedad, mientras que “higienizar” consiste en desinfectar o matar los gérmenes.

Ahora que tienes más clara la diferencia entre ambos procesos, comprenderás que la mejor opción es lavar las frutas y vegetales con abundante agua y, luego, higienizarlos con un producto de desinfección seguro para el organismo.

Solo así podremos retirar la suciedad, los restos de productos químicos (como pesticidas y fungicidas) y los microorganismos que podrían ser perjudiciales para la salud (bacterias, virus, parásitos, entre otros).

Paso a paso para higienizar frutas y vegetales

  1. Lava frutas y vegetales, uno por uno, con abundante agua fría. Aprovecha este paso para retirar las partes de las hortalizas que estén dañadas.
  1. Colócalos en un espacio limpio, puede ser una bandeja o la mesada
  1. Ahora, es momento de desinfectar el fregadero para pasar a una fase más profunda de limpieza. Primero, lava el fregadero con agua y jabón. Luego, vierte agua hirviendo por todo el fregadero para acabar con los microrganismos que aún pudiesen estar ahí.
  1. Llena el fregadero con agua potable a temperatura ambiente. Usa una jarra de medida u otro utensilio para saber la cantidad de litros que estás utilizando. El agua debe ser suficiente como para cubrir todas las frutas y vegetales.
  1. Agrega lavandina al agua con ayuda de un gotero. Es importante que el producto sea apto para desinfectar de agua. ¿Cómo comprobarlo? La etiqueta del envase debe decir que se puede usar para este proceso e indicar la cantidad exacta de lavandina por cada litro de agua.

Nota: cada marca de lavandina tiene características diferentes, según la concentración. Así que, si quieres que el proceso sea seguro, debes seguir las instrucciones rigurosamente. No querrás enfermarte por culpa del cloro.

  1. Sumerge las frutas y los vegetales en el agua, déjalos allí durante 10 minutos. Retíralos y déjalos secar sobre una superficie limpia o quítales la humedad con servilletas o papel de cocina.

¡Ahora sí! Tus frutas y vegetales están listos para ser consumidos. Te recomendamos hacer este proceso al llegar de hacer las compras y guardarlos limpiecitos en tu nevera. Verás cómo te duran más tiempo en buen estado.

Bicarbonato, vinagre, sal, limón… ¿Funcionan para limpiar frutas y vegetales?

Seguramente has escuchado que es bueno lavar las frutas y vegetales con bicarbonato, agua con sal o vinagre. Si bien se ha comprobado que estas sustancias pueden ayudar en el proceso de limpieza, no son efectivas porque no tienen propiedades desinfectantes.

Recuerda que las frutas y vegetales son productos frescos y por eso se pueden contaminar fácilmente con la tierra, el agua, los fertilizantes, los animales que los rondan e incluso con bacterias imperceptibles por ojo. Así es, la apariencia y el olor de los alimentos no son indicadores confiables de su inocuidad.

Imagina todos los lugares (y las manos) por los que pasó ese alimento hasta llegar a tu casa. ¡Las posibilidades de contaminación son muchas! De hecho, la Organización Mundial de la Salud indica que más de 200 enfermedades conocidas se transmiten por los alimentos. Increíble, ¿verdad? Por eso, nuestra recomendación es higienizar las frutas y los vegetales antes de consumirlos.

Aunque ese proceso toma su tiempo, ¡es sencillo y vale la pena! Desde EFOODTRAINER te invitamos a convertirlo en un hábito y a involucrar a toda la familia para poder disfrutar de una alimentación más saludable y segura.

IMPORTANTE: la lavandina es un compuesto químico que debe usarse con muchísimo cuidado. Para que su uso en la higienización de frutas y vegetales sea completamente seguro, la lavandina debe ser apta para la desinfección de agua y usarse en las cantidades que especifica la etiqueta del envase.

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like