En un mundo en el que cada vez son más frecuentes los hackeos y los ciberdelitos es muy importante saber crear contraseñas que protejan nuestros datos; pero ¿cómo es una buena contraseña? En este artículo te lo contaremos.

Aplicaciones bancarias, tiendas online, correos electrónicos, billeteras virtuales,  redes sociales y plataformas de streaming… ¿Sabes qué tienen en común todos estos servicios? Que para usarlos debes introducir una contraseña que “garantiza” que solo tú tienes acceso al contenido que se considera personal y confidencial.

Escribimos “garantiza” entre comillas porque la verdad es que ninguna contraseña es 100% segura; sobre todo en esta era digital en la que las empresas tienen bases de datos online con nuestra información y para colmo existen programas especialmente diseñados para intentar descifrar las contraseñas de los usuarios, ya sea de forma aleatoria o a través de estafas.

Esa vulnerabilidad de los sistemas de seguridad con contraseñas ha hecho que muchas empresas elijan sistemas más complejos asociados a datos biométricos, como por ejemplo el uso de la huella dactilar o el reconocimiento facial.

Sin embargo, como la mayoría de los servicios a los que accedemos a diario se siguen gestionando a través de claves, en EFOODTRAINER decidimos hacer un repaso de las características de una buena contraseña y compartirte algunos consejos para mantener la seguridad de tus cuentas en Internet.

¿Cómo generar una buena contraseña?

Una buena contraseña tiene diferentes tipos de caracteres

Utiliza letras en mayúscula y minúscula, además de símbolos y números. Mientras más variada sea la contraseña, ¡mejor!; ya que de esa manera reducirás las probabilidades de que la descifren.

Al momento de hacer un ataque, los hackers prueban con contraseñas fáciles de recordar y de teclear; por eso, jamás debes pensar en claves como: “123456”, “abc123” “qwerty” o “123qwe”. Aquí puedes ver una lista de las 200 peores contraseñas que puedes usar en 2022.

Una buena contraseña es extensa

La recomendación es emplear entre 8 y 12 caracteres como mínimo.

Algunas de las opciones que sugiere la sección de ayuda de Google son: la cita de un libro o de una película, la letra de una canción o de un poema, o una abreviatura con la primera letra de las palabras de una oración.

Otra alternativa es utilizar una serie de tres palabras sencillas (pero que no tengan relación entre sí) e ir añadiendo algunos números o símbolos para hacerla más compleja. 

Una buena contraseña es difícil de predecir

Nunca elijas como contraseña información que se pueda asociar fácilmente contigo, tus mascotas o tus familiares cercanos.

Olvídate de usar nombres propios, apodos o iniciales; cumpleaños o aniversarios; lugar de nacimiento, direcciones, códigos postales o números de teléfono; equipos de futbol o bandas favoritas.

Tampoco se recomienda usar palabras muy obvias como “contraseña” ni el nombre de usuario, el nombre de la plataforma a la que se quiere ingresar o letras y números consecutivos.

Una buena contraseña es fácil de recordar

La contraseña debe relacionarse con algo que siempre puedas recordar, pero que no sea evidente para las personas que te conocen o para quienes busquen información sobre ti en Internet o redes sociales.

Lo ideal es que crees tu propio método para generar claves y que nadie sepa en qué consiste. Por ejemplo, puedes elegir una frase como base y luego hacerle modificaciones para cada una de las cuentas donde quieres usarla.

Una buena contraseña es única

Por muy buena que sea una contraseña, no debes utilizarla en diferentes servicios, sobre todo si se trata del correo electrónico, las cuentas bancarias, las redes sociales o cualquiera herramienta donde almacenes archivos importantes.

Si escoges la misma clave, el riesgo es mucho mayor. Solo imagina la escena: una persona descubre la contraseña de una de tus cuentas, la prueba en otro servicio y ¡bingo! Ahora tiene más datos sobre ti y puede manejarlos a su antojo. 

52% de los usuarios reutiliza la misma contraseña en varias cuentas, pero no en todas.

Fuente: Encuesta de Google y Harris Poll sobre seguridad en línea

¿Tienes problemas para recordar tus contraseñas?

Tranquilo, no eres el único. Cuando se tienen muchos servicios online, es común olvidar las contraseñas o empezar a confundirlas.

Aquí te dejamos algunas ideas que pueden ayudarte a recordarlas y tenerlas a mano justo cuando las necesites:

Anótalas en un papel y guárdalo en un sitio seguro (secreto)

Las personas que prefieren escribir sus contraseñas recomiendan no hacerlo explícitamente, sino omitir cierta información o usar palabras claves, ya que siempre está la posibilidad de que alguien encuentre el papel donde las apuntaste.

Escríbelas en las notas de tu computadora o tu celular

Si decides guardar tus contraseñas en tus dispositivos móviles (celular, computadora, tableta), además de seguir la recomendación de no escribirlas de forma exacta, deberías tener un patrón de desbloqueo o una contraseña que dificulte acceder a la información de tus equipos.

Y, ya que hablamos de equipos móviles, no está de más recordar que si los llegas a perder, lo más recomendable es que cambies las claves de todos los servicios que usabas desde ellos.

Usa un gestor de contraseñas

Los gestores de contraseñas son aplicaciones que te permiten almacenar las claves de distintos sitios.

Entre sus ventajas están que puedes tener toda la información en un solo lugar y consultarla cuando lo necesites. Incluso, puedes establecer que el gestor te sugiera contraseñas seguras o que complete automáticamente las claves de los sitios webs que más visitas.

Con esta herramienta no te hará falta recordar tantas contraseñas, nada más la que te dará acceso al gestor. Y si te preocupa que alguien vea las claves que tienes archivadas allí, puedes estar tranquilo porque se guardan encriptadas (no se ven los dígitos). 

¿En qué debes fijarte al elegir un gestor de contraseñas? Que tenga buena reputación, que te resulte fácil de usar y que se adapte a tu presupuesto. Sí, la mayoría de estas aplicaciones son pagas, pero la buena noticia es que algunas tienen funciones gratuitas bastante útiles.

¿Qué te pareció este artículo? Esperamos que te sirva de referencia la próxima vez que necesites generar una buena contraseña o actualizar esa que ya no te parece tan confiable. 

0 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like