Cuando los bebés están recién nacidos la leche materna es su principal fuente de alimento; pero cuando llegan a los 6 meses de vida comienza la alimentación complementaria y con ella un gran reto: darle al pequeño todos los nutrientes que necesita pare crecer feliz y saludable.

Pensando en las mamás primerizas y en las personas que suelen tener bebés a su cargo, hoy hablaremos sobre los alimentos que no debe comer un bebé antes de cumplir su primer año.

Si bien varios de los alimentos que verás en la lista tienen muchos beneficios para los adultos, hay que considerar que el cuerpo de los bebés es más pequeño, está en constante desarrollo y tiene necesidades diferentes a las nuestras.

A continuación, te contamos qué debes evitar darle a tu bebé en sus primeros meses de vida:

Azúcar y edulcorantes

La azúcar refinada no tiene ningún aporte nutricional, por eso no es necesaria en la alimentación de los bebés (ni en la de los adultos). Además, la leche materna ya la contiene. Si quieres mejorar el sabor de las comidas, lo recomendable es que uses alimentos naturalmente dulces como las frutas.

No solo se debe evitar la azúcar refinada, sino todos los productos que la contengan. Por ejemplo: los refrescos, los jugos procesados, las golosinas, la bollería y los cereales industriales.  Luego de que el bebé cumpla 2 años, puede comer esta clase de alimentos ocasionalmente.

Por otra parte, el consumo frecuente de azúcar podría causar caries, obesidad y otros problemas de salud. ¡Y ni hablar de lo rápido que los niños se acostumbran al sabor dulce! Si quieres cuidar la salud de tus pequeños, mantén los productos azucarados fuera de casa, así los chicos aprenderán que estos no son indispensables para la familia.

Sal

La sal tampoco es necesaria en la dieta de un bebé que aún no cumple su primer año. Este condimento se usa para mejorar el sabor de los alimentos, pero puede afectar los riñones de los bebés; por eso es mejor evitarlo hasta que el pediatra lo indique.

Aparte de la sal, es importante eliminar alimentos que la contengan en exceso como: los embutidos, las sopas de sobre, las pastillas de caldo, la comida rápida y las conservas.

Pescados y mariscos

Algunos tienen un alto contenido de mercurio que puede producir intoxicación o alterar el desarrollo de los bebés.

Si bien es importante que la alimentación de los pequeños sea balanceada, lo mejor es consultar con el médico cuándo pueden comer pescados y qué especies son las más indicadas.

IMPORTANTE: antes de tomar cualquier decisión y poner en riesgo a tu bebé, recuerda consultar con un pediatra qué tipo de alimentación debe tener de acuerdo a su edad.

Frutos secos enteros

Los frutos secos son muy saludables, pero no deben dárseles a los bebés porque podrían asfixiarse con ellos.

Conversa con tu pediatra sobre cuál es la mejor edad para empezar a introducir frutos secos en la alimentación de tu pequeño, ya que este tipo de alimentos también suelen provocar alergias en algunas personas.

Vegetales de hojas verde

Por ejemplo: acelgas, espinaca, col, apio, remolachas… Estos vegetales tienen en su composición nitrato, un elemento que en exceso podría afectar el funcionamiento del organismo del bebé o causarle metahemoglobinemia (una enfermedad que impide que el oxígeno llegue a todo el cuerpo).

Alimentos pocos cocidos

Cuando se consumen huevos, pescados o carnes poco cocidas se corre el riesgo de contraer infecciones o bacterias como la salmonella.

Todos estos alimentos deben cocinarse completamente para eliminar cualquier microorganismo dañino. Recuerda que los adultos tenemos más defensas para poder combatir las enfermedades, pero en el caso de los niños una infección o intoxicación podría ser mortal.

Miel

Aunque la miel es un endulzante natural, no se recomienda para los bebés menores de 1 año porque puede tener esporas de una bacteria que causa una enfermedad llamada botulismo.

Leche de vaca

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna mínimo hasta los 2 años. Como esa será la principal fuente de nutrientes del bebé durante ese tiempo, no es necesario que consuma leche de vaca.

Otra razón importante para evitar este tipo de leche es que tiene más proteínas y minerales que la leche materna, por eso a los bebés se les dificulta digerirla. De hecho, si la consumen en exceso hasta podría causarles problemas en los riñones porque estos órganos aún no son capaces de filtrar la cantidad de nutrientes que trae ese alimento.

Recomendaciones finales

  • Los alimentos complementarios deben ser variados, ligeros y saludables.
  • Cuando le vayas a dar a tu bebé alimentos que jamás haya probado, intenta que sea durante la mañana o la tarde. Si se los das en la noche y se duerme, será más difícil identificar los síntomas de alergia.
  • Introduce un alimento nuevo a la vez. En caso de que le caiga mal será más fácil descartar cuál fue la causa.
  • Escoge el método de alimentación que mejor les funcione a ti y a tu bebé. Las papillas y purés siguen siendo opciones muy prácticas. Sin embargo, desde hace varios años se hizo popular otro método llamado Baby Led Weaning que propone darle a los niños alimentos blandos picados en pedacitos para que ellos mismos lo tomen con sus manos, se lo lleven a la boca y exploren nuevos sabores y texturas.
  • Pon mucha atención a la forma en la que preparas los alimentos para tu bebé. Para evitar enfermedades debes hacerlos con ingredientes de buena calidad y en condiciones de higiene óptimas.
  • Dale a tu bebé la cantidad de comida que demande, considerando su edad. Cuando no se respetan las señales de que los chicos tienen hambre o que ya están satisfechos pueden crear una mala relación con la comida.
  • Cuando el bebé se quede a cargo de otra persona, explícale qué tipo de alimentación tiene tu hijo y pídele que evite darle nuevos alimentos sin tu consentimiento.

Sin duda, la alimentación es clave para que un niño pueda desarrollarse física, emocional e intelectualmente. ¡Cuántos problemas de salud nos ahorraríamos de adultos si hubiésemos comido mejor desde pequeños! ¿No crees?

1 Shares:
Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You May Also Like